Patentan dos variedades de leucocoryne

El Mercurio de Valparaíso. Lunes 6 de septiembre de 2004.


Por primera vez se obtienen derechos sobre una flor nativa nacional de carácter ornamental. El bulbo presenta atractivos ensayos de exportaciones.

Tras nueve años de investigaciones, la Facultad de Agronomía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso logró patentar dos selecciones de leucocoryne, flor nativa nacional con buenas perspectivas de comercialización externa.

Se trata de las variedades Elena y Gabriela, cuyas solicitudes de patentes fueron aprobadas recientemente en Estados Unidos, mientras que una tercera selección (Paulina) está en proceso de tramitación. Previamente, la facultad había pedido el registro de las tres flores ante el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

Por primera vez se logra en Chile una patente internacional sobre una planta nativa de carácter ornamental. Para obtener este reconocimiento, se debió demostrar que se obtuvo un tipo (variedad) único y que se expandió en un número considerable de plantas estables en el tiempo, entre otros requisitos.

El proyecto sobre el mejoramiento genético del leucocoryne está a cargo de la ingeniero agrónomo Gabriela Verdugo y del genetista Levi Mansur, ambos facultativos suman un cúmulo de experiencias en el estudio sobre el patrimonio de esta flor nativa.

"Es un hito importante. ¡Hace nueve años comenzamos a trabajar para esto! Cumplimos con los objetivos que nos propusimos en los proyectos del leucocoryne. Es una gran satisfacción saber que el trabajo tuvo éxito", explica Gabriela Verdugo.

Pago de royalty

En términos prácticos, la obtención de la patente significa que cualquier persona que pretenda comercializar la flor tanto en Chile como en el extranjero deberá pagar el royalty a la universidad. Se escogió Estados Unidos para acreditar las variedades, dado que las patentes que entrega ese país son reconocidas a nivel mundial.

La idea de la Facultad de Agronomía es destinar el dinero recaudado al financiamiento de futuras investigaciones en mejoramiento genético de plantas nativas. Cabe destacar que el proyecto que terminó con las dos variedades patentadas y una tercera en proceso, tuvo el financiamiento del Fondef y Fondo SAG de la empresa MAS y de la Universidad.

¿Posibilidades de exportación? En 2003 se realizó un envío a modo de prueba que resultó satisfactorio. Aparte de buena aceptación de los recibidores, la flor nativa obtuvo un retorno motivante, que promedió los 184 pesos por flor despachada.

Pese a estos valores, el despegue del negocio aún tendrá que esperar. Gabriela Verdugo explica que el paso siguiente a la obtención de las patentes es la masificación. "Debemos idear un programa de multiplicación masiva, eficiente y barato para poder entregar la flor al agricultor. Tras esto recién vendrá la comercialización y ahí habrá que buscar una empresa que se encargue de la producción ".

¿Mercado interno? No es prioridad para la Facultad de Agronomía. El acuerdo es que si se comercializa no se haga a un precio muy alto, porque si eso ocurre seguramente la gente se volcaría a arrancar las flores, fin distinto al que persigue la facultad que, en definitiva, busca la conservación de estas especies nativas.

En este escenario, la apuesta comercial en Chile está dirigida a la venta de variedades de tallo corto, de buena productividad y que estén acordes al concepto de paisajismo imperante en Chile en la actualidad.

 

Características del leucoryne

- El leucocoryne es un bulbo pequeño que permite trabajar en densidades altas. En la Facultad de Agronomía se experimenta con 150 bulbos por metro cuadrado.
- Pese a su apariencia frágil, la flor cuenta con una buena duración de poscosecha.
- Su poco peso economiza su traslado (vía aérea) y aumenta los retornos al productor.
- Posee una amplia gama de colores, aunque los principales son el azul y blanco.
- El Leucocoryne una flor endémica de buena fragancia.

 

Atrás
Noticias